¡Juntos somos más! Asociativismo en Red

A Federación Assespro, que completará cuarenta años de existencia en 2016, reuniendo asociaciones regionales, es un modelo que se contrapone a las asociaciones empresariales nacionales únicas que existen en la mayoría de los países.

Gracias a este entorno de federación, generamos experiencias y conocimientos que permitieron a Assespro conquistar en los últimos años una posición destacada en las federaciones internacionales de entidades empresariales de TI (como la ALETI y la WITSA).

Dado el valor de ese conocimiento, hace poco más de dos años decidimos registrar ese conocimiento, transformándolo en uno Libro de huéspedes.

Al iniciar la organización del contenido, sin embargo, percibimos que él poco tenía que ver con el hecho de ser un conjunto de organizaciones que reúnen empresas, o aún con el hecho de tratar específicamente de temas relacionados a la Tecnología de la Información.

El "insight" principal es que la esencia del proceso asociativo está en la participación voluntaria de los miembros. Por eso, nuestra experiencia es aplicable a cualquier segmento de actividad humana, sea una actividad económica empresarial, la reunión de profesionales especializados o un conjunto de organizaciones no gubernamentales que se dedican a una actividad humanitaria.

Los problemas que se enfrentan a todas estas "agremiaciones" y las soluciones posibles son muy similares. La prueba cabal de ello se dio cuando la clasificación bibliográfica de nuestro material: fue catalogado como un libro de sociología. Todavía, percibimos que no hay material semejante disponible.

La elaboración del texto contó con la colaboración de líderes de más de quince entidades empresariales, de Brasil y del Exterior. El contenido alterna un texto explicativo que forma la espina dorsal del conocimiento con artículos (algunos originales y otros republicados) que ilustran su aplicación en la práctica.

¿Nerds o Idealistas?

La imagen de los profesionales que actúan en el sector de TI es a menudo estereotipada: la designación de 'nerds' genera dificultades incluso para atraer nuevos candidatos a cursos superiores en el área. Sin embargo, se trata de un falso mito: el área de Tecnología de la Información es el sector más emprendedor en la construcción de redes asociativas voluntarias.

Ningún otro sector de la economía dispone de un conjunto de federaciones internacionales. Más aún, ningún otro sector desarrolla sistemáticamente eventos para discutir el impacto de lo que produce sobre la sociedad. En resumen, somos el opuesto del estereotipo - en vez de 'nerds' debían calificarnos de idealistas.

Este idealismo viene de largo plazo: el apoyo explícito al estado de derecho ya la democracia es parte del Código de Conducta de Assespro desde su primera versión. Y de él nació, indirectamente, el conjunto de reglas que la ALETI aprobó en 2011 para el caso de ruptura del estado de derecho en alguno de los países miembros de ALETI.

El mismo idealismo llevó a Assespro Nacional a trabajar, desde 2011, para traer por primera vez a América del Sur, el Congreso Mundial de Tecnología de la Información (conocido por la sigla WCIT, en inglés), que se realizará en Brasilia en 2016, los derechos fueron conquistados en 2012. Esta será una oportunidad única para interactuar con delegaciones y representantes de casi cien países.

Para concretar todo esto, fueron necesarios innumerables viajes internacionales, que llevaron a representantes de Assespro a cerca de cuarenta países diferentes, haciendo valer el dicho 'viajar es el único gasto que nos enriquece'.

La principal lección aprendida se puede resumir en un aforismo del poeta suizo Gottfried Keller, del siglo XIX, que dice: 'Fijemos con las cosas viejas mientras sean buenas. Sin embargo, en ese terreno construiremos cosas nuevas a cada hora.

Esta mutación de las organizaciones constituidas de forma voluntaria es una constante. El procesamiento de datos de 1976 era muy diferente de la TI de hoy ...

Al mismo tiempo nos preguntamos sobre cómo mantuvimos el entusiasmo, la sostenibilidad, la participación de los miembros.

Organización

Nuestro análisis reveló que el proceso de creación de Estados Nacionales, regidos por una Constitución y con separación de poderes, es un modelo adecuado para la formulación de Estatutos de entidades. Son los Estatutos que determinan quién puede ser miembro de la entidad, cuáles sus derechos y obligaciones, quién puede postular a determinados cargos y en qué condiciones, cómo funcionan los procesos electorales, etc.

De la misma forma que el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial son establecidos en la búsqueda de un equilibrio y solidez institucional que permitan lidiar con conflictos a nivel de país, las asociaciones necesitan mecanismos para lidiar con conflictos internos, cuando surgen. Cuando esos mecanismos no existen, las asociaciones terminan por interrumpir sus actividades o, peor aún, se fragmentan en dos o más nuevas entidades.

Cuando estas entidades operan en red, la representatividad geográfica y económica de sus miembros también es crucial: las federaciones internacionales no pueden tener como miembros, por ejemplo, entidades provinciales.

Principe

En nuestra visión, la perennidad de las asociaciones se basa, en algunos principios y valores: participación, transparencia, estado de derecho, responsabilidad, orientación hacia el consenso, igualdad e inclusividad, efectividad y eficiencia, además de soporte a auditorías externas.

La importancia de los valores es consenso entre pensadores de 'colores' tan diferentes como Rudyard Kipling ('Los principios son los principios, ni que la sangre tenga que correr por las calles'), Mahatma Gandhi ('Siete pecados sociales: política sin principios, riqueza sin trabajo, placer sin conciencia, conocimiento sin carácter, comercio sin moralidad, ciencia sin humanidad y culto sin sacrificio) y Dwight Eisenhower ('El pueblo que pone sus privilegios por encima de sus principios, luego pierde ambos'). Es decir, podemos afirmar que el posicionamiento de los principios no es una posición ideológica o política, sino estructurante.

Una vez enunciados claramente los principios, se simplifica definir los roles que la entidad debe cumplir en la relación con cada segmento donde está presente (asociados, gobierno, sociedad, etc.)

Iniciativas

De estas definiciones surgen iniciativas como la creación de manuales con contenido específico (por ejemplo, una guía tributaria para las empresas asociadas), o informes comparativos de las políticas públicas entre países. Si cada asociación miembro de la federación tuviera que elaborar estos materiales, el costo total sería mucho mayor. Peor, para los miembros más pequeños sería inaccesible.

Los temas que se pueden cubrir son mucho más que eso, pero en el mundo de la TI, su transversalidad, que influye en todas las actividades humanas (económicas, sociales, de ocio y entretenimiento) es muy relevante. La formación de Recursos Humanos para sostener la actividad de interés es común a cualquier entidad.

Otras acciones colectivas desarrolladas habitualmente incluyen el trabajo de marketing y de relaciones públicas (por ejemplo, prensa), la generación de estadísticas sobre el sector o actividad (que son esenciales para la relación con los gobiernos).

Los procesos judiciales colectivos (a costos menores) o en instancias superiores de la Justicia (inaccesibles individualmente, como acciones de inconstitucionalidad), son ejemplos adicionales del trabajo desarrollado.

Conclusión

Definimos el principio básico del asociativismo como: "trabajamos juntos para lograr lo que solos no nos es posible alcanzar". Por eso, "Juntos Somos Más!"

Y estamos juntos porque queremos (no porque alguien nos obligue).

Autor: Roberto Carlos Mayer - Director de MBI, Director de Comunicaciones de la Assespro Nacional y Presidente de ALETI (Federación de Entidades de TI de América Latina, el Caribe, Portugal y España).

Acceda aquí el libro "Juntos Somos Más: Un manual de buenas prácticas para redes de asociaciones".